La sexualidad de los infartados

Es impactante desde el punto de vista emocional, en los primeros momentos del mismo, por lo general se siente que va a ser un punto de partida negativo y limitante para el resto de su vida.

Esta situación depende de muchos factores, si ha habido una historia previa de frustraciones sexuales que por lo general aunque parezca mentira son desencadenantes de estas situaciones y aparece un bombardeo de culpas a distribuir a la pareja, al uso indiscriminado de algunos medicamentos en algunas situaciones, al uso y abuso de cigarrillos, de alcohol, de comidas, que inconscientemente sirvieron para apalear las frustraciones, sexualmente hablando.

A los profesionales que asisten ante esta enfermedad, que tienen una actitud de ver el infarto o sea la enfermedad medicinal y advertir y profundizar sobre los peligros del acto sexual; yo diría que es así, en un primer momento, pero haciendo una evaluación consiente del caso y dependiendo de la edad y haciendo una terapia sexológica breve y concisa, el paciente puede tener una vida sexual placentera, superando a la que precedía al desencadenarse el infarto.

Esto como una primera parte, después encararemos, infarto prematuro de personas de 30 a 40 años, de 40 a 60 años, de 60 a 70años y así sucesivamente hasta los 99 años. Siempre con el mismo concepto, la sexualidad desaparece en un sentido estricto y amplio con la misma muerte. Para ser concreto, pero en el caso de algunas mujeres, tienen fantasías sexuales post mortem, sobre todo en mujeres de edades avanzadas, con sus respectivos maridos o amantes fallecidos.

Dr. Daniel Fanesi.

Notas Recientes
Archivos
Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now