ABRAZOS, CARICIAS Y BESOS EN EL SEXO (A lo largo de la interrelación de las parejas)

September 17, 2014

A veces en muchas situaciones hay una actitud crítica de los abrazos y besos de los jóvenes, cuando hacen públicamente y de una manera tan natural, siendo que estos tienen el beneficio de toda la potencialidad hormonal más la belleza y frescura propias de la edad.

A medida que pasa el tiempo lamentablemente esto desaparece hasta y limitarse a los meros y rápidos contactos sexuales, en el menor de los casos y esto se puede o no repetir a la edad media, a los 30 años aproximadamente. Estas situaciones, son una constante hasta la avanzada edad, y que quiero significar con eso? Que los besos, las caricias y los abrazos y si están unidos a un sentimiento profundo como el amor, sería una gloria el acto sexual.

Pero vayamos a la atracción en sí, para referirnos a la erotización del todo el cuerpo, que por ahí se supone que es patrimonio de las mujeres y pero si nosotros los hombres llegamos a descubrir y despertarlos, tendríamos solucionado el tan mentado y obsesivo orgasmo, tanto masculino como el femenino; y esto viene por el tratamiento sexológico cuando ha habido un largo y prolongado mal llamado Desuso Sexual, prácticamente hablado, es como que debemos comenzar a transitar una etapa como antes descripta; que cuando mas grandes somos las personas más tenemos que profundizar y frecuentar esta práctica de besos y caricias, y dejar que nos parezca vergonzoso, porque a través de ellos se desencadenan mecanismos bioquímicos, biológicos atreves de las neuronas del sentido de los placeres. Si esto lo llevamos a la costumbre en nuestra intimidad del desnudo total se multiplica por ciento, por miles, las sensaciones táctiles placenteras, olfativas, gustativas, quinestésicas y sinestésicas.

Los mayores se olvidan de esto y encima no lo fomentan y pretenden en especial los varones, tener éxitos y satisfacciones sexuales en un sentido focalista, es decir, erección y orgasmo, o sea las famosas acabadas o polvos. Cuando en la última etapa, de los 50 años para arriba, debemos reforzar e intensificar hasta el límite los contactos cuerpo a cuerpo con nuestras parejas y totalmente despojados de ropas, y el más tiempo posible de exposición, de manera que se crea ese halo de atracción reciproca que está incluida en un sentido amplio de la sexualidad. Es momento, si bien muy importante, de desprendernos de la genitalidad, o sea, contacto, descarga y despedida.

 

CONCLUSION:
Fomentar lo más posible y a piel libre, dejando de lado la magia de la lencería, porque la mejor lencería erótica es la que nos dio la naturaleza.
Como en los tiempos primitivos que solo estaban las hojas de parra que se usaban con fines protectores y supongo que fueron felices porque contribuyeron a perpetuar nuestra especie.


SUGERENCIA:
Mucho más desnudo en la intimidad, muchos besos, caricias y abrazos.

 

Saludos.
Dr. Daniel Fanesi

 

 

Please reload

Notas Recientes

June 23, 2020

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square