ESTADÍOS DEL DESARROLLO SEXUAL


La conducta y el desarrollo sexual son variados y presentan múltiples facetas. La conducta sexual es producto de sistemas que interactúan con el tiempo. El sistema Biopsicosocial, depende de factores constitucionales, influencias ambientales, como por ejemplo accidentes psicológicos o traumas; y los principales referentes de estos estudios son Freud y Kinsey. No podemos dejar de comprender el desarrollo sexual del hombre y de la mujer, sin dejar de considerar a Freud, quien fue un clínico que fundamentó su teoría a través del tratamiento de sus pacientes. Trabajó en la Europa Victoriana, sumamente represiva en el plano sexual y que aun hoy tiene su influencia; puso de manifiesto la fuerza del inconsciente que sufrían los pacientes y que él con su enfoque, los podía llevar a la conciencia ,así podrían tener mejoría y curación. En esa época los escritos de Freud eran ignorados y ridiculizados, pero su fuerza intelectual y su coraje, influyeron en la comunidad científica.

La libido, para Freud, es un conjunto de fuerzas cuantitativas que miden la intensidad del impulso sexual, los cuales son ayudados por las hormonas que a su vez pueden ser estimulados por fuerzas externas. También él argumentó la libido aplicada a los niños, que derivan de los placeres protoeróticos a lo que llamó, sexualidad infantil, que es diferente a la sexualidad del adulto. Fue uno de los que propició el estudio y comprensión de la sexualidad desde la concepción hasta los finales de la existencia.

Las características esenciales de la sexualidad infantil son:

1-Sus orígenes constituye en sí misma ,una función somática sexual

2-Es auto erótica y carece de objeto sexual todavía

3-El objeto sexual se va modificando en función de las diferentes zonas erógenas a saber, que pasan a través de la fase oral (mamar, aprender a hablar, etc.), fase anal (defecar, orinar, etc.), fase fálica (auto erotizarse) y la fase genital ( masturbarse)

Durante el estadío genital, el niño/a tendría resuelto el complejo de Edipo y permite el desarrollo del Súper Yo independiente internalizado. En ese momento el niño/a adquiere un Yo que funciona relativamente bien y es capaz de reprimir los impulsos del Ellos (instinto). Una vez logrado esto, puede ir a la escuela, aprender, estudiar y jugar. Comienza a desarrollarse la Sublimación, importante mecanismo de defensa, de esta manera los impulsos sexuales pasan a un periodo de latencia y descienden al mínimo.Con la pubertad, los impulsos sexuales aparecen con fuerza amenazando al Yo, relativamente débil; el complejo de Edipo aparece por última vez; el adolescente se desliga de las atracciones sexuales del progenitor del sexo opuesto y busca su pareja entre sus compañeros, al margen del hogar.

El resumen de la teoría sexual de Freud seria incompleta si no aportaríamos los conceptos de la “envidia del pene” y “la angustia de castración”; esto fue todo un acontecimiento en su época y sigue en la actualidad, tan es así que de acuerdo a esta teoría hace presuponer que el sexo masculino es más inteligente, más creativo y haría pensar que las niñas están heridas por la falta del pene y de ahí su supuesta inferioridad de condiciones. Pero esto tendría la contracara en los niños, cuando ellos ven en las niñas lo que les falta y les generaría mucha ansiedad, temiendo que ellas se los quiten, eso sería “Complejo de castración”; y la “envidia del pene” llevándolo a la actualidad, la competencia de la mujer con el hombre, siendo posesivas, como queriendo tener el falo, lo opuesto el hombre sumiso “castrado”. Hoy, ejemplos de esto, sobran lamentablemente.

Siguiendo con esta corriente de pensamientos, la mujer es capaz de asumir su Papel Femenino cuando ha superado el deseo de poseer un pene y de esta manera ha conseguido una modificación psíquica, ha aceptado su identidad genérica y puede disfrutar plenamente del orgasmo vaginal, que sería el sumo; no es mi intención contrariar el orgasmo cliptorino.

Esto tiene vigencia a partir de los estudios sexológicos de Máster y Johnson que complementaria el enfoque dinámico de Freud.

Si hay orgasmo vaginal, bienvenido sea, pero no debe estar peleado con el orgasmo cliptorino, ya que una situación puede llevar a la otra.

“De la tierra al cielo y de ahí al paraíso”

Notas Recientes
Archivos
Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now