RELIGION Y REVOLUCION SEXUAL


Desde 1960, con la aparición de las anticonceptivas, ha revolucionado la sexualidad, por la libertad de la mujer en evitar los embarazos, esto ha tirado por tierra todo lo relacionado con los valores de pasado, la moral y las religiones, priorizando la satisfacción y felicidad de hombres y mujeres. Esto entre otras cosas ha desmembrado los matrimonios tradicionales ya que en la mayoría de los casos terminan en divorcios, desarmando así las familias y repercutiendo en los adolescentes, llegándose a pensar en generaciones perdidas.

En la actualidad las mujeres han dejado de ejercer el papel de fieles y sometidas esposas y madres incondicionales, dedicadas a la casa y a sus hijos, y cada vez hay menos posibilidades de volver a los cánones tradicionales.

El 75% de los matrimonios terminan en divorcios y separaciones, estos últimos superan el numero de bodas, ya sea en América, toda.

Es muy raro que la gente busque al sacerdote y es la excepción que las novias busquen la pureza del vestido blanco, la larga cola como símbolo que deja ir la relación con el padre cuando entra públicamente avanzando hacia el altar, esta situación en términos Freudianos, sería como que la novia deja el Edipo con su papá y los casamientos civiles superan a los religiosos, como también son poco frecuentes, al menos en la religión católica, las charlas pre-matrimoniales.

Hoy en día las madres dejan su núcleo familiar para trabajar, algunos, con enfoque machista, puede pensar o creer que se destruye la integridad de la familia. El trabajo femenino se incrementó a partir de 1960 en adelante y es algo imparable ya que los sueldos no alcanzan y es así como debe colaborar el hombre casi a la par de la mujer.

Con este movimiento femenino, potenciado por las presiones económicas y de otro tipo, para algunas mujeres o casi todas, pueden llegar a pensar que tienen que pagar este precio interno, de no cuidar a sus hijos, sobre todo cuando van a pre escolar y escolar, pero es diferente cuando los hijos abandonan el hogar por estudio, trabajo o autonomía.

Como sufre la tensión la mujer trabajadora con respecto a sus hijos?

Con la aparición de los Maternales, surgen las diferencias en la problemática de los hijos, de las mujeres que trabajan y de las que no. Para consuelo de las que trabajan, de acuerdo a estadísticas de los que están en este tema, y en mi humilde opinión, no; sobre todo si los Maternales son manejados por personas conocedoras del comportamiento de los niños, no habría problemas. He oído un slogan sobre esta cuestión, “es preferible la calidad del trato y no la cantidad de tiempo”. Una madre frustrada, neurotizada es más perniciosa estando permanentemente con el hijo, que una madre que con menos tiempo le brinda amor, puede resultar con ese hijo algo positivo y satisfactorio.

Por otro lado, se habla mucho de la adolescencia, de generaciones perdidas, se habla de chicos con malos modales, que rechazan la autoridad, contestan mal a sus padres, hablan cuando hay visitas y tironean con los mayores, pero este fenómeno existió desde el comienzo de la sociedad y aun tienen la tendencia, los mayores a decir que lo bueno era antes y lo malo que es el presente. En lo personal, con casi 66 años de edad, y parado ya en la tercer generación, he oído a mis abuelos y a mis padres hablar de la rebeldía de los jóvenes y de la mía misma. Vamos por 2 generaciones inmersas en consumos de drogas, en la explosión sexual, que siempre existió, pero antes estaba más oculta y era hipócrita; la juventud siempre se peleo y se va a pelear con la educación, la religión y el sistema.

Como la Religión, la Revolución Sexual, en la década del ’60, nuestros hermanos del norte con la guerra de Vietnam, han provocado una disolución por los manejos políticos y aquí en el sur, con las dictaduras militares, y no queda afuera de esta situación América Central, todas a consecuencia de ambiciones políticas, económicas del norte donde seguramente su pueblo no apoya estas injusticias y el sometimiento.

Dentro de este contexto hubo y hay una explosión del consumo de drogas, como también la explosión sexual protagonizada por la sociedad hippie de los ’60, la liberación sexual sin límites y la aparición del virus SIDA (HIV) que se globalizo en todo el mundo, pero en especial en el occidente, esto genero como un antagonismo contra el sistema, la religión y la educación.

Se trata, a través de algunas religiones y de la educación, invocando y revalorizando el nombre de Jesús, que se puede estar de acuerdo o no, rescatar ciertos valores morales. El invoco a Jesús podría llenar un vacío en el espíritu y la mente de estos jóvenes, antes que estar sometidos a falsos profetas.

La función de los padres es importante, cuando son capaces de decir “no”, a los antojos de sus hijos, cuando lo consideren equivocados. Alguien dijo “si mi decisión es concluyente y sé que es así, no te daré la razón”. La firmeza de los padres ayuda a la integridad de los hijos, porque finalmente es para su bien. Es preferible un llanto por una reprimenda a tiempo que una risa o complicidad que es mucho más frustrante.

Por otro lado, me acorde de un dicho que dice “el matrimonio es una gran institución y nadie puede resistir a vivir sin él”; pero esto contrasta cuando muchas mujeres dicen que el matrimonio y los maridos no son necesarios, pero aducen por ejemplo que el hombre done su semen para materializar este propósito; estas mujeres dicen que pueden aducir a sus hijos solas y en mi opinión personal, me parece que eso no es sano. He tenido pacientes criados por los padres y otros criados con la actitud perniciosa de las madres, y puedo decir que la dupla padre-madre sería lo ideal.

Otra cuestión, dentro de la religión y la evolución sexual, es lo relacionado con la homosexualidad, que lamentablemente para una especialidad como la psiquiatría, hasta no hace mucho tiempo, era clasificada como una enfermedad. Qué queda para las religiones que son mucho más cerradas, pero como contrapartida. Han florecido en todo el mundo, congregaciones religiosas de homosexuales. El golpe que ha dado esto, en las mentes conservadoras, ha sido explosivo. Algo en lo que estoy totalmente de acuerdo es y adhiero con todos los puntos de vista, es que prodiguen, marginen y condenen el exhibicionismo, la pedofilia, el voyeurismo, la pornografía y por último a lo máximo de negatividad y repudio, las violaciones, no puede ser tolerada por una sociedad sana. Las religiones tendrían que proteger a los niños, defender el hogar y la familia con una amplitud de criterio, esto sería lo ideal.

En nuestra Argentina, tenemos un ejemplo de esta amplitud de criterio, con el matrimonio igualitario.

ARTÍCULO// DIARIO “EL POPULAR” DE OLAVARRÍA

Compromiso social e igualdad

Los derechos civiles conquistados a través del matrimonio igualitario

La sanción de la Ley 26.618 y la reforma del Código Civil otorgaron igualdad de derechos a las personas del mismo sexo que deciden casarse. En la provincia de Buenos Aires se produjeron aproximadamente 2.000 matrimonios desde que existe la ley.

"El amor entre el mismo sexo no tenía reconocimiento legal, ni social, ni familiar, ni de ninguna índole" afirma Elva Gratas Abot, de 81 años. Junto a su pareja, María Luisa Veltri, fue una de las primeras personas en contraer matrimonio en agosto de 2010 en Azul, pocos días después de la sanción de la Ley 26.618 de matrimonio igualitario en julio de dicho año. La ley contempla derechos que hasta 2010 sólo eran atribuidos a los matrimonios entre parejas heterosexuales, como por ejemplo el acceso a la obra social del cónyuge, el derecho a la herencia, la propiedad de los bienes compartidos o el poder tener una pensión en caso de fallecimiento. Bajo esta desigualdad de derechos transcurrió la vida de Elva Gratas Abot, periodista jubilada, quien trabajó en los diarios Pregón y El Tiempo y LU10 Radio Azul. En junio de 1976 se reencontró tras 20 años con María Luisa, quien se desempeñaba como docente y había sido su pareja durante la adolescencia. María Luisa, soltera, y Elva, separada con tres hijas adolescentes, convivieron desde 1976, con todo lo que implicó ideológica y socialmente la dictadura cívico-militar. En noviembre de 2010, María Luisa falleció a causa de una neumonía, meses después de haber alcanzado aquello que tanto anhelaron y que fueron construyendo durante 34 años. Sus hijas tuvieron, desde 1976, una familia homoparental. "Nos manejamos así, una familia conviviendo con la ‘amiga de mamá’ y siempre mantuvimos a nuestro alrededor, tanto ante la sociedad como ante la familia, un respeto supremo", sostiene Elva. Fue en ese entorno de respeto en el que María Luisa y Elva lucharon para que se aprobara la Ley 26.618. "Cuando nos casamos la tapa del diario El Tiempo inundó de luminosidad a las vidas similares que no se animaron a mostrarse hasta entonces. Pensamos que muchos destinos se fueron enganchando luego de nuestra decisión", recuerda Elva, quien no olvida la salida del Registro Civil con los aplausos y gritos que celebraban la igualdad. Además de los derechos conquistados mediante la ley de matrimonio igualitario, ésta también posibilitó una mayor tolerancia social con las parejas del mismo sexo. "La gente no se anima a Hablar mal del matrimonio porque hay un marco legal y contra eso no se puede hacer nada", afirma Gonzalo, quien está casado con Martín. Ambos se conocieron por su militancia en las agrupaciones por la diversidad que existe en el país. Lo mismo piensa Mariana Bravo, de 24 años, quien formó una familia junto a Betina Morales, de 27, y Giovanni Gerini, su hijo de 4 años. "La sociedad era mucho más negativa con las personas homosexuales, pero a raíz de la ley la gente empezó a pensar", sostiene. Gonzalo y Martín consideran positivas las reacciones del entorno familiar y social cuando decidieron casarse. "El marco de legalidad pareciera que da una cierta tranquilidad, hay una visión diferente. No es lo mismo conocer a alguien y convivir con alguien que decir ‘bueno, me voy a casar’. El hecho de llevarte una invitación para mi casamiento es como blanquear aún más la relación", indica Gonzalo. Lo contrario sucedió con Mariana y Betina en el ámbito familiar. Al principio la familia de Mariana no aceptaba la relación. Ellas se conocieron hace cuatro años y hace dos que se casaron. "Yo me enamoré del nene y de ella y dije: ‘Yo quiero participar en esto y ayudarla’ " sostiene Betina, a quien Giovanni adoptó como madre. "Gio tiene dos mamás y un papá. Y él lo reconoce", comenta Mariana. Giovanni asiste al jardín de infantes y tanto sus docentes como sus compañeros reconocen que tiene dos mamás. "En la primera reunión nosotras nos presentamos y dijimos que éramos las mamás de Gio", afirma Mariana. Aunque esperaban alguna respuesta negativa, el resto de las familias presentes valoraron su relación, felicitándolas por su valentía. El nuevo Código Civil introduce avances jurídicos, como poder elegir acuerdos prenupciales, divorciarse sin obstáculos legales ni administrativos, adoptar una unión convivencial con status legal, emplear métodos de fertilización asistida, la constitución de familias diversas desde las figuras que brindan legalidad a las parejas del mismo sexo hasta las vinculadas con procreación y filiación, o la incorporación del derecho a la identidad de género, entre otras actualizaciones. "A los derechos que se han legitimado hay que ir puliéndolos en el devenir de las realidades que surjan", indica Elva. Resulta de importancia, además, la capacitación del personal de la administración pública y la actualización de planillas. "Cuando hicimos los trámites para el matrimonio fuimos los dos juntos. Si se hace alguna pregunta con respecto al cónyuge siempre refieren a la figura femenina. Cuando la persona que te atiende levanta la cabeza y te ve es como que meten la pata", comenta Gonzalo. Algo similar ocurre con otras cuestiones cotidianas, como reservar una habitación de hotel. "Ven dos mujeres y un nene y te quieren dar tres camas individuales. Les decís que no y pedís una matrimonial y una individual. La gente no lo adopta como algo que ya existe, y es común que nos encontremos con eso a diario", concluye Mariana. El alcance de las reformas legislativas ha sido importante, se trata de dotar de derechos civiles a aquellos que tanto lucharon para conseguirlos. Pese a la legitimación de estos derechos, aún restan cuestiones que trabajar, para que en y desde la sociedad se genere conciencia y respeto por la igualdad y la diversidad./ AC-Facso *Algunos nombres fueron alterados a pedido de los entrevistados.

Notas Recientes
Archivos
Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now