Concepto psicosomático de las disfunciones sexuales en mujeres

March 15, 2016

 

La actividad sexual femenina, es una relación visceral (como la masculina) y como todo, está bajo el control del sistema nervioso autónomo. Toda reacción genital está acompañada por vasocongestión con la consiguiente hinchazón de la vulva y de los tejidos perivaginales, con la relajación de los músculos lisos que regulan el calibre de los vasos sanguíneos, los estímulos positivos producen reacciones tanto en la musculatura lisa de la vagina como del útero y esto eleva el útero cuando hay una excitación sexual. Estas reacciones también se producen en la digestión, la respiración y la regulación de la presión sanguínea y todo controlado por el sistema nervioso autónomo o parasimpático, es decir son involuntarias pero muy dependientes de los estados afectivos, por ejemplo una buena digestión necesita un estado mental tranquilo y esto ocurre también con el aparato reproductor-sexual; el sistema nervioso autónomo o parasimpático descontrola los otros aparatos mencionados y por ejemplo cuando una mujer se asusta comienza a segregar ácidos en el estomago sufriendo acidez gástrica, los músculos lisos se contraen, la sangre se aleja de la región abdominal y con esto se corta la digestión, esto llevado al aparato reproductor-sexual,  produce un bloqueo, se interrumpe la lubricación se ponen espasmódicos los músculos de la vagina y de la vulva e impiden el acto sexual.

Por eso es tan útil el relajamiento, tranquilidad y confianza, para evitar estos problemas y es necesario tener en cuenta estos factores porque no considerarlos irrelevantes seria un error.

Los factores emocionales negativos de la mujer pueden ser específicos o no, por ejemplo el temor de la mujer a no alcanzar el orgasmo es un factor sexual que impide la realización, esto puede generar reacciones emocionales que bloquean el estado de relajación e impide el abandono necesario para la respuesta sexual como por ejemplo los fuertes dolores de cabeza o de nuca lo que es un circulo negativo que algunas mujeres usan como excusa para no tener sexo y es aquí cuando se entra en un callejón sin salida.

Puede ser útil una terapia sexual que impida estas ansiedades anticipadas y mejorar la respuesta sexual, para esto es necesario que la terapia sexual sea breve con algunas tareas sexuales y ejercicios de focalización sensorial, de estimulación genital y llegar a coitos sin exigencia, de acuerdo a lo anteriormente descripto.

Please reload

Notas Recientes

June 23, 2020

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square