Parto Respetado

May 31, 2016

Esta nota que adjunto no tiene desperdicio por la crudeza y realismo con que es afrontado el tema y el cual me hace sentir alegría.

Recuerdo que en un Congreso de Psiquiatría se hablaba del parto natural, esto tiene fundamentales mente en las mujeres, aunque en los hombres también, repercusiones  estéticas de cesáreas que influían en la autoestima , y cuestionamientos disimulados de parte de los hombres. También las episiotomías que se hacían y aun se hacen sin ninguna consideración ni miramientos, a veces superando los desgarros que podrían suceder en el parto en sí. Además existen cesáreas que como la nota bien considera, realmente son innecesarias, generando miedos a lo que la naturaleza sabiamente determina.

En cuanto a lo sexológico on muy amplias y diversas las dificultades que he escuchado en los testimonios de mis pacientes. Además genera en la relación madre-hijo, algunas dificultades que no estarían dadas por el parto natural por mas traumático que fuese, aunque siempre hay excepciones y se debe intervenir cuando esta medulosamente estudiado, y no  llevar a lo quirúrgico como si fuese una rutina porque no debemos olvidarnos de la parte humana.

Sugerencia:

Considerar muy especialmente este movimiento, para los futuros padres,ayudar a que se difunda y desmitificar el sufrimiento porque podemos caer en la frase tan común "es peor el remedio que la enfermedad"

Articulo del Diario El Popular

 

Parto respetado, ni más ni menos que la aplicación de un derecho

 

En el marco de la Semana del Parto Respetado, hoy habrá una charla informativa. Es que el saber es la clave para poder hacer cumplir el derecho de parir como la madre desea, siempre en condiciones seguras para ella y su bebé.

 

Se trata, ni más ni menos, que respetar a la madre y al bebé por nacer. Y para eso el conocimiento es fundamental, porque sin información surgen los miedos y muchas veces, algunas mentiras. En la semana del Parto Respetado, hoy se hablará de estas cuestiones, desde las 17 en la Facultad de Ingeniería de nuestra ciudad. Habrá testimonios de madres, la intervención de una obstétrica y la proyección de un documental. 

Carla Scavuzzo, una de las organizadoras de la charla, explicó a El POPULAR cuál es el objetivo de la misma: "informar. Porque el parto respetado implica respetar a la mujer y al bebé por nacer. No es una moda ni implica que fomentamos el parto en domicilio", aclaró. "La idea es respetar los tiempos, que todas la mujeres tenemos tiempos distintos. Algunas tardan días en dilatar y el bebé tarda en bajar, hay algunos que bajan rápido y otros no. Entonces lo importante es defender la decisión de la mujer. Incluso la elección de la cesárea la respetamos, siempre y cuando sea con información fehaciente y decida por la mujer", explicó.

De lo que se está en contra es de las "cesáreas innecesarias", justificadas muchas veces en la escasez de tiempo o frases como "el bebé tarda en bajar", "hay riesgos", etc. "Muchas veces son mentiras, y una por desconocimiento no puede refutar".

La ONG Parto Respetado nació en Europa hace unos 10 años y hace muy pocos meses que comenzó a trabajar en la Argentina, aunque el concepto hace ya unos años que está arraigado en muchas mujeres y en algunos profesionales de la salud. Constituyen un enfoque opuesto al modelo asistencial que se define como medicalizado o tecnocrático, donde prevalecen la práctica e intervenciones protocolizadas e indiscriminadas que guían bajo preceptos puramente biológicos al accionar profesional.

Tiempos

"Muchas veces vale más el tiempo que no puede perder el profesional que el tiempo que tarda en nacer el bebé. Se está más pendientes de protocolos institucionales y tiempos médicos que del tiempo que necesita una mujer y su bebé para hacer su proceso de nacimiento", asegura Carla Scavuzzo. Y da ejemplos concretos: "a veces entrás a una clínica y de una te rompen bolsa. O se practican una serie de intervenciones, que no son gratuitas, que tienen sus efectos adversos pero que nunca los informan. Todo tiene algo a favor y en contra: si te rompen bolsa lo bueno -para algunos- es que el parto se acelera, pero nadie dice de los efectos negativos de romper bolsa. También llegás y te ponen enseguida una vía con oxitocina, que genera contracciones efectivas, pero para la mujer implican mayor dolor y el bebé sufre". 

Entonces, lo que se pretende es simple: solo la intervención necesaria y apuntar o retomar el parto lo más natural posible, reconociendo y respetando la sabiduría de la naturaleza.

Lejos de limitar la cuestión a querer parir en un domicilio, Carla Scavuzzo explica que "cuando una mujer empieza su trabajo de parto necesita un lugar de privacidad, de silencio, como si estuvieras en tu casa. Si lo pensamos así, el mejor lugar puede ser tu casa, pero eso no quiere decir que se deban abandonar los cuidados necesarios. No es que no respetamos los nacimientos en instituciones, porque por supuesto es importante. Son las dos opciones válidas. Uno defiende los partos cuidados, sean donde sean". 

Lo importante es que hay hoy una ley en vigencia que defiende estas cuestiones. La Ley de Parto Humanizado Nº 25.929 y su reglamentación (decreto 2035/2015) promueven que se respete a la familia en sus particularidades –raza, religión, nacionalidad- y que se la acompañe en la toma de decisiones seguras e informadas.

Entonces, es importante "que cada mamá pueda acceder a información, que con eso pueda decidir que quiere hacer", dice Carla, quien tuvo a su tercera hija por parto natural, en un domicilio particular, después de dos cesáreas previas. 

"En la ley están contempladas muchas cosas: existe un plan de parto, muy poco difundido, que establece cosas como poder tener al bebé inmediatamente después de nacer, darle la teta antes de salir de la sala de parto, que no te rasuren, varias cosas que la pareja debe conocer".

Porque en el parto respetado o humanizado también se hace eje en la pareja de las mamás, quienes también tienen derechos, como por ejemplo participar del nacimiento de su hijo. 

La experiencia de Carla es contundente: es mamá de Cipriano de 8 años, Cristiana de 4 y Cayetana de 7 meses. Los primeros dos nacieron por cesárea y "a mí me generaba mucha angustia pensar que todas las mujeres pueden parir en forma natural y yo no podía". Por eso decidió informarse, conocer y se contactó con la obstétrica Karina Casanovas y el Dr. Oscar Briscioli, quien apoyó su decisión de tener un parto natural a pesar de su trombofilia adquirida. "De mis primeros hijos tenía toda la necesidad y fuerza de un parto natural, pero no tuve la información. Yo sé que se puede. Yo había contactado a un médico en La Plata así que en la semana 39 me trasladé a esa ciudad y ahí nació, en un departamento, mi hija Cayetana. Mi médico de Olavarría no tuvo ningún problema y siempre me acompañó en la decisión. Me dijo ‘tenés que hacer lo que te parezca bien y en confianza y seguridad’. Y hoy me sigue atendiendo". 

Lo importante, finalmente, es poner en práctica un derecho que existe a partir de la ley.

Please reload

Notas Recientes

June 23, 2020

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square