Trastornos del sueño

December 12, 2016

En las consultas psiquiátricas, psicológicas y también sexológicas, se detectan trastornos del sueño como uno del los síntomas perjudiciales para la salud mental afectando a todo el organismo. 

Una de las recomendaciones es reducir el uso de TV, computadoras y celulares; y como me resultó interesante comparto con ustedes el siguiente artículo.

 

 

 

Celulares e insomnio

 

Se estima que en los últimos años hemos reducido alrededor de un 25 por ciento nuestras horas de sueño, al pasar de ocho a seis. Y si bien son múltiples los factores que podrían explicar ese cambio de hábito, el uso de dispositivos electrónicos tales como celulares y tablets tiene gran influencia.

"Si normalmente cerramos los ojos a las 11 de la noche, permanecer expuestos a luz azul proveniente de tablets, smartphones y televisores LCD promueve la imposibilidad de conciliar el sueño hasta pasadas las 2 de la madrugada", señaló Alejandro Andersson, médico neurólogo, director médico del Instituto de Neurología de Buenos Aires.

En ese sentido, explicó que cada vez pasamos más tiempo nocturno ante pantallas iluminadas que, por el tipo de radiación lumínica que emiten, producen dos fenómenos de trascendencia para los ritmos de sueño/vigilia: "Afectan el período natural de sueño, reduciéndolo a niveles de peligro. Y agregan un factor distorsivo, pues la luz del monitor en ese momento atrasa nuestro reloj biológico".

El médico explicó que "no da igual que sea LED o vela, porque esta última emite luz de mayor longitud de onda y es la de menor longitud la que produce alteraciones en el sueño".

"A semejanza del oído, que tiene dos funciones fisiológicas independientes, la audición y el mantenimiento del equilibrio, el ojo es el sitio inicial de recepción de dos aspectos diferentes de la luz: la que sirve para ver y la que posibilita la regulación del ritmo sueño/vigilia", indicó Andersson.

"Es ideal dejar de usar los dispositivos un rato antes de ir a dormir. El brillo de la pantalla confunde al cerebro pensando que no es hora de descansar y provoca dificultades para conciliar el sueño", indicó el especialista.

Asimismo, el médico recordó que la ausencia de horas de descanso se relaciona con las grandes pandemias de este siglo: diabetes y sobrepeso, por un lado; y las enfermedades neurodegenerativas cada vez más frecuentes, Alzheimer y Parkinson.

Insomnio adolescente

En tanto, una reciente investigación realizada en siete países, entre los cuales se encuentra la Argentina, reveló que cuatro de cada diez chicos de entre 17 y 20 años duermen menos de siete horas diarias, cuando lo recomendable es superar las ocho.

"El 40,1 por ciento de los adolescentes de entre 17 y 20 años duerme menos de siete horas promedio por noche de lunes a viernes", precisa el estudio de la Asociación Educar para el Desarrollo Humano que se basó en encuestas a 2.693 alumnos de escuelas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, México y Uruguay.

Según el estudio, la franja horaria de conciliar el sueño para la población objeto de esta investigación va de las 22.43 horas a las 23.46, y el promedio de horas dormidas por noche desciende de 8 horas 23 minutos en los chicos de 11 y 12 años. Los investigadores destacaron que los adolescentes se duermen más tarde a medida que aumentan el tiempo nocturno antes de acostarse dedicado a ver la televisión, usar la computadora, los videojuegos o el celular.

Please reload

Notas Recientes

June 23, 2020

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square