Diabetes

Hay una prevalencia marcada de trastornos sexuales resistentes a los tratamientos habituales, la mayoría son con componentes psicológicos pero en las personas diabéticas se agrava con los problemas orgánicos.

Comparto el siguiente artículo con ustedes, disculpen el atraso.

Artículo publicado el día 14 de noviembre en el diario El Popular

Uno de cada diez argentinos tiene diabetes o alto índice de glucemia

La cantidad de casos crece año tras año. Hoy se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. La Organización Mundial de la Salud advierte sobre la importancia de la prevención y los controles.

Uno de cada diez argentinos padece diabetes y los casos de esta patología crecen año a año según advirtió el Ministerio de Salud de la Nación al conmemorarse hoy, 14 de noviembre, el día mundial de enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el número de personas que padecen diabetes en el mundo se duplicará en 2030, pasando de 171 millones a aproximadamente 366 millones si no se aúnan esfuerzos para prevenir y controlar la enfermedad. En la Argentina, 4 de cada 10 personas adultos presentan sobrepeso y 2 de cada 10 obesidad; el 54,7 por ciento realiza poca actividad física; y 1 de cada 10 personas presentan diabetes o glucemia elevada, según datos de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2013 en el país. La prevalencia de la diabetes aumentó en el mundo debido a la mayor sobrevida, los cambios en el estilo de vida de la población que se acentúan por el sedentarismo, el aumento del consumo de alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sodio y el crecimiento del sobrepeso y la obesidad. La diabetes es el tercer factor de riesgo en importancia como causa de enfermedad y muerte debido al aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares que conlleva. Este año las acciones de la Federación Internacional de Diabetes (FID) se desarrollan bajo el lema "Ojo con la diabetes" y se pone énfasis en las complicaciones y la pérdida de la visión y ceguera, dificultades que se producen en etapas avanzadas de la enfermedad por lo cual es importante el examen periódico, el seguimiento y la adherencia al tratamiento recomendado por el equipo de salud. Riesgos Hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. Deben realizar consultas al equipo del centro de salud más cercano las personas mayores de 45 años; aquellos que tengan antecedentes familiares de diabetes; las personas que presentan sobrepeso u obesidad; hipertensión arterial; enfermedad cardiovascular y/o colesterol elevado; como también si se padeció diabetes durante el embarazo o si el bebé nació pesando más de 4,5 kilos. Las claves para prevenir o retrasar la aparición son: mantener un peso adecuado, es decir, evitar el sobrepeso y la obesidad; tener una alimentación completa y saludable (que incluya al menos medio plato de verduras en el almuerzo y en la cena, frutas y excluya los productos con alto contenido de azúcares, grasa y sal, además de elegir el agua como bebida habitual); realizar al menos 30 minutos de actividad física todos los días y no fumar. La diabetes se puede tratar y controlar para prevenir complicaciones mediante controles periódicos, siguiendo los consejos y tratamientos de los equipos de salud y haciendo de los hábitos saludables una forma de vida. Un mal manejo de la enfermedad puede acarrear serias complicaciones entre ellas en corazón, arterias, riñón, nervios, ojos y boca, entre otros. ¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles elevados de azúcar en sangre (glucemia) que pueden dañar las arterias y algunos órganos. Si no es tratada adecuadamente, estos niveles alcanzan valores excesivamente altos que provocan complicaciones agudas (a corto plazo): hipoglucemias, cetoacidosis diabética, coma diabético; o crónicas (a largo plazo) como la retinopatía diabética, la nefropatía diabética, la neuropatía diabética, enfermedad vascular periférica y en el sistema cardiovascular. Existen dos tipos de diabetes: la tipo 1 comienza generalmente antes de los 30 años. Su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina. La tipo 2 es su forma más común. Suele presentarse después de los 40 años y en general es consecuencia del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y la falta de actividad física.

Notas Recientes
Archivos
Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now