IMPOTENCIA, disfunción de la erección

April 26, 2017

 

 

 La erección es un reflejo neurovascular que depende del correcto nivel hormonal, la sana anatomía del pene, la adecuada provisión vascular y un sistema nervioso intacto y en buen estado de funcionamiento.

   Los trastornos de la impotencia se manifiestan con una expresión de base física pero en nuestro país y al menos en mi experiencia de consultorio casi el 90% de los casos es de origen psicológico y ahí está la cuestión difícil de solucionar, pero no es imposible.

   A pesar de que puede estar sana la parte física del aparato genital y vascular, lo que influye en la erección es una trama de conflictos como la ansiedad y el miedo, que generan esa impotencia.

   Un hombre en el acto sexual, aparentemente calmo y libre de conflictos puede manifestar problemas de erección.

   Anteriormente se suponía que estos trastornos eran por conflictos neurológicos profundos y lo explica la teoría psicoanalítica, como los temores inconscientes a un trauma, la castración, debida a una situación edípica mal resuelta.

   Estamos hablando de impotencia primaria, que existe en una pequeña proporción que estaría dada por trastornos inconscientes de parte del hombre donde supone que la mujer tiene el poder, siendo para él algo decepcionante y sería algo así como si viese en ella a su madre. Se manifiesta en el hombre indefenso cuando va a iniciar la actividad sexual y es bastante frecuente en las consultas.

   En algunos casos se necesita un trabajo muy fuerte de parte del terapeuta pero con un enfoque conductista se puede corregir.

   Estos pacientes sufren de ansiedad por el desempeño, el miedo al rechazo, anticipación de la impotencia a causa de un episodio traumático que le dificulta la erección, excesiva preocupación por la satisfacción de la mujer y a veces culpa por el placer sexual  por influencia religiosa donde el placer es pecado.

   Una de las situaciones de mal pronóstico es que los hombres definitivamente deciden continuar con esas experiencias sexuales y pasan su vida literalmente como eunucos, sin serlo.

   Es habitual que en el día de la sesión les recomiendo relajamiento, abandonarse a si mismos, dejar de lado la ansiedad o defensas y funcionan casi perfectamente, eso es de rigor, pero el problema es que no lo pueden sostener en el tiempo.

   Los trastornos de potencia en algunos casos son simples, con terapia sexual conductual, donde se le da un trato humano quitando los mitos, disminuyendo la ansiedad que influye en la relación y de esta manera se puede restaurar la potencia. En los casos complicados, el paciente debe hacer un esfuerzo con terapia analítica complementada con  terapia conductual y se puede hacer uso de fármacos, según las características de cada paciente.

 

   En el siguiente artículo se hablará de las estrategias del tratamiento que se nombran a continuación.

 

1)  Placer erótico sin erección

2) Erección sin orgasmo

3) Orgasmo extra vaginal

4) Introducción sin orgasmo

5) Coito.

Please reload

Notas Recientes

June 23, 2020

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square