MATRIMONIO NO CONSUMADO


La imposibilidad de no realizar el coito o no poder tener sexo puede ser por causas físicas o psicológicas. Las parejas que no pueden consumar el sexo son las más infelices y a veces pasan años con este problema donde he tenido la oportunidad de descubrir, a través de los tratamientos psiquiátricos depresivos, que con tal de salvar las apariencias no toman decisiones para recibir un tratamiento adecuado.

Se vive con mucha vergüenza y tienden a ocultar para sí mismos las dificultades. En ocasiones algunos culpan al otro y sino a sí mismos. Por ejemplo hay casos en los hombres que creen que sufren de este problema por haberse masturbado en forma excesiva y otros hombres pueden haber tenido experiencias sexuales prohibidas, como incesto, violación, etc.

DIAGNOSTICO DIFERENCIALES EVALUADO POR EL SEXÓLOGO.

Hay bloqueos en el coito por casos graves e irreversibles, pero no frecuentemente se ven.

Entre los problemas anatómicos para el sexo en las mujeres puede ser el himen rígido y en el caso del hombre, curvatura hereditaria grave del pene; también puede haber agenesia vaginal en la mujer y el micro pene en el hombre que provoca impotencia orgánica y en el caso de la agenesia vaginal, dolor e incapacidad del coito.

En cuanto a causas psicológicas hay múltiples factores. En la mujer puede haber evitación sexual por trastorno psicopatológico grave o incompatibilidad de pareja importante.

La herramienta principal que tengo como sexo terapeuta es la entrevista profunda, como suelo decir a mis pacientes, a "calzón quitado", para tener una realidad del presente sexual así como también de su historial. Hay que determinar si hay causas orgánicas para poder resolver estos obstáculos físicos y los emocionales inmediatos para llegar a un coito normal. Una pregunta inevitable es si alguno de los miembros de la pareja ha tenido sexo positivo con otra persona y si es así el tema queda delimitado al examen médico o psicológico del otro miembro de la pareja.

Qué pasa cuando tratan de realizar el acto sexual? Ella siente dolor cuando se introducen los dedos, tampón o cuando le realizan exámenes ginecológicos? Una vez que se elimina lo físico podemos diagnosticar si padece Vaginismo o sea que se contraen las paredes vaginales cuando el hombre trata de penetrarla. Hay que hacer la diferencia cuando hay una reacción fóbica a la penetración, por ejemplo cuando la mujer entra en crisis de angustia, grita, chilla y salta de la cama alejándose del hombre, y esto puede sucederle a el hombre también, por ejemplo cuando se masturba, si padece de alguna disfunción que haga perder la erección, acaba antes de la penetración o evita la relación.

ENFERMEDADES QUE PUEDEN IMPEDIR EL COITO:

EN LAS MUJERES:

Obstrucción vaginal, Himen rígido, Agenesia vaginal o anomalías congénitas, Vaginismo, Tumores pélvicos o abdominales que compriman la vagina, Prolapso uterino, Dolencias ginecólogicas, Vaginitis atrófica, Deficiencia de estrógenos mas irradiación, Quistes infectados en las glándulas de Bartolino, Infecciones vaginales, Enfermedades inflamatorias pélvicas, Irritación o alergia en la zona vaginal, Endometriosis, Tumores e inflamación dolorosa en la pelvis y en abdomen, Infección por el uso de DIU, Deformidad esquelética y pélvicas graves, Anomalías neurológicas que causan espasmos y movimientos anormales, por ejemplo Parálisis Cerebral.

EN EL HOMBRE:

Pene inadecuado, Carencia de pene, Micro pene y otras anomalías genitales congénitas. Perdida o lesión del pene por accidentes o cirugías, Deformación del pene o Hipospadia, Fimosis, Impotencia orgánica, Aneyaculación orgánica, Condiciones urológicas dolorosas, Infecciones del pene, Herpes, Verrugas genitales, Alergia o irritación en genitales, Tumor o infección de los testículos, Hernia, Deformidades esqueléticas y pélvicas graves, Tamaño exagerado del pene.

TRASTORNOS PSICÓGENOS

EN LA MUJER:

Dispareumia psicológica, Orgasmo inhibido, Vaginismo, Evitación fóbica del coito o por angustia o fobia simple, Rechazo hacia el compañero, Conflicto inconsciente con respecto al sexo, Falta de entrega y compromiso, Miedo al embarazo, Miedo a la maternidad, Miedo a sufrir daño durante el sexo, Miedo a criar hijos, Delirios psicóticos a la penetración, Evitación intencionada al sexo.

EN EL HOMBRE:

Dolor en el sexo, Orgasmo inhibido, Ansiedad ante la penetración, Eyaculación precoz grave antes de penetrar, Fobia al coito por angustia o fobia simple, Rechazo hacia la compañera, Conflicto con respecto al compromiso o paternidad, Miedo a lesionar a la compañera, Pasividad patológica que impide la penetración profunda activa, Delirios psicóticos ante la idea que la vagina tiene dientes, Evitación intencional al coito, Retraso mental, Problemas de convivencia o relaciones, Desconocimiento de técnicas sexuales primarias, Falta de información sexual, Mutismo en la comunicación de pareja o desarmonía grave, Pugna por el poder entre sí que bloquea el acto sexual, Fantasías sexuales incompatibles, Matrimonio incompatible por asco reciproco, Problemas por alcoholismo, tabaquismo o drogas.

En el enfoque psicológico del matrimonio no consumado es necesario evaluar los aspectos conductuales, psico-dinamicos y los relacionados con la convivencia del síntoma que se trate.

TRATAMIENTO Y PRONÓSTICO

No es fácil llegar a la resolución del mismo por eso es necesaria una evaluación global de todo lo descripto anteriormente. Si hay colaboración de ambos miembros de la pareja se podría salir de este duro trance y llegar al éxito del tratamiento, donde se lleguen a diagnosticar correctamente los problemas.

Notas Recientes
Archivos
Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now