La Sexualidad plena entre buenos vínculos y equilibrio espiritual (Nota Periodística)

Edición Anterior: 18 de Marzo de 2021

EDICIÓN IMPRESA // LA CIUDAD


La sexualidad plena entre buenos vínculos y el equilibrio espiritual



Que la genitalidad y la sexualidad no son lo mismo. Que un vínculo fuerte favorece el encuentro íntimo. Que la mejor relación se da entre personas que se conocen y más aún cuando hay amor. Que es imprescidible el respeto. Que un orgasmo es liberador. Conclusiones a las que llegamos después de repasar los testimonios de este Estilo de Vida, desde lo más íntimo. "Una buena formación e información en sexualidad puede lograr la felicidad del día a día y contribuye positivamente a superar adversidades de toda índole que puedan existir en la vida cotidiana" explicó el doctor en psiquiatría Daniel Fanesi, quien se especializa en sexualidad.

Lo primero que diferenció es la sexualidad de la genitalidad. La última "son las diferentes maneras en que se consume el encuentro sexual. También en la sexualidad entra lo que uno se imagina y hay como una fantasía". En cuanto a la genitalidad mencionó que "necesita una correspondencia y una realización". El doctor diferencia el sexo en tres modos: "el comprometido" se da cuando hay un vínculo que por lo general es a lo largo de la vida, desde el momento de iniciación de la sexualidad hasta la edad adulta de satisfacciones. Después está el encuentro sexual "reproductivo" que tiene el fin de la procreación y, por último, menciona al "sexo ocasional". En todos ellos considera que "el más satisfactorio es donde hay un igual a igual entre la pareja, para el placer y el disfrute sexual, que depende de diferentes circunstancias". Al mismo tiempo, mencionó que es importante la masturbación para conocer el cuerpo, el orgasmo y el goce pleno ya que hay una población grande, en su mayoría de mujeres, que no conoce su propio cuerpo y por ello no puede llegar a orgasmos de clítoris ni vaginales. Anorgasmia y eyaculación precoz El doctor Fanesi diferencia lo que sucede a nivel sexual en los dos sexos y los problemas que pueden aparecer para llegar al goce. "Las mujeres, en una gran parte, pueden experimentar un bloqueo que sea llama anorgasmia (falta de orgasmo) y cuando esto pasa se sienten culpables, se reclaman y a veces, no le encuentra la razón. Por esto llegan a deprimirse y tener un rechazo en los encuentro sexuales". Muchas veces esto no se dice a la pareja sexual. "A la eyaculación precoz la mitad más uno de los hombres la podemos sufrir y se ocultan estas realidades" aseguró el médico, y "depende, en parte de los hombres, de la rapidez y la ansiedad que tengan". ¿Se puede ser asexuales?. El doctor afirma que no. "Literalmente nunca vamos a serlo. Lo preocupante es la indiferencia que no nos importe nada. Eso es lamentable, se somete al fracaso, se decreta que no va más, entonces es el peor bloqueo que puede tener". En el caso del hombre "hay que estar atentos si es hombre o mujer; el hombre si tiene una historia sexual de frustraciones con ciertas patologías, a los 60 años estará montado en una andropausia, que tiene muchas dificultades emocionales. Allí hay carencia, que es natural, nerviosismo, agresividad, trastorno del sueño, maltrato, fastidio, como que no quiere ni mimos". En las mujeres se adelanta un poco y es lo denominado menopausia, que aparece a los 45 o 50 años. Lo que pasa con parejas que atraviesan estos momentos es "difícil y hay que llegar a un acuerdo como un gato y un ratón. Donde la mujer menopáusica siente fastidio, falta de lubricación, siente "los calores", irritabilidad, el mal humor. Y el hombre también está con esas características. Es como el norte y el sur de la tierra; se rechazan. Ahí hay que intervenir mediante la psicología, la ginecología o la urología", explicó. Aunque Fanesi reconoció que en la primera de ellas no hay demasiado abordaje del plano sexual de las personas vinculadas con su psiquis. Consejos Para finalizar, el doctor Fanesi (a quien se le puede pedir un turno en su consultorio al 441371) recomendó algunos puntos para tener una "buena sexualidad": "Primero conocerse a uno mismo en toda su integridad. Una vez que se conoce con uno mismo, armar una pareja buena sexualmente. También es importante estar emocionalmente equilibrado y no olvidarse de los estudios hormonales para detectar si hay una falla orgánica en la sexualidad", afirmó.




Charla de sexualidad y espiritualidad


"Sí, somos un alma viviendo una experiencia humana" reconoció la licenciada en Enfermería Gloria Acuña, especialista en terapias alternativas orientales. La profesional tiene un spa terapéutico para el bienestar de la salud y cuidado del ser humano desde hace 21 años. El 10 de abril, junto a Fantasy Sexy Dress, dará una charla denominada "Equilibrio Espiritual y Sexualidad" para mujeres que quieran escuchar y pensar de qué modo pueden vivir su momento de goce de un modo pleno. Lo abordará desde su formación en medicina biológica, terapia neural y medicina china, de lo que tiene posgrados realizados. "La espiritualidad es parte de la sexualidad y la sexualidad es parte de la espiritualidad, es un ida y vuelta que no tiene escape", manifestó. Al mismo tiempo, en el encuentro quiere abordar la diferencia entre todo ello con la genitalidad, tan condicionada y envuelta en concepciones negativas desde hace tantos años. "La genitalidad es un vínculo que hay que estimular para que funcionen la espiritualidad y la sexualidad", reconoció Gloria. Sería como el botón de encendido que hace que comience el juego. "Cuando nacemos la genitalidad es un dvd en blanco, el alma viene a vivir experiencias que le falta vivir", y asegura que "tenemos una civilización con tantas estructuras que condicionan nuestra existencia y no nos permite disfrutar de algo tan simple como la genitalidad ni compartirlo con el ser que vibra en nuestra misma sintonía", comentó. "Se vive la sexualidad plena cuando estás lleno de adrenalina, hay un vínculo de atracción, hay sentimientos, hay sentires muy encausados y ensamblados. Allí está la energía que cada uno trae de otras vidas" explicó Gloria, y nos hizo pensar en esos encuentros con personas que parece que se las conoce de toda la vida. Ella asegura que "es porque te conocés de otras vidas y te quedaron cosas por sentir. Ese vibrar en la misma sintonía hace que se disfrute la sexualidad y que sea plena de verdad". Lo cierto es que "pasa generalmente con la juventud. Pero cuando crecés y la sexualidad deja de ser esa atracción fatal, la energía tiene que ser más trabajada porque es necesario alinearte. Se genera una adrenalina diferente y esas son las cosas que vamos a tratar en el taller de sexualidad y espiritualidad", anunció para recordar e invitar al encuentro del 10 de abril que será en Sierras Bayas, de 14 a 17 horas. Para más información o inscripción, pueden contactarse al 2284-653495.

Notas Recientes